Blogia
Peludos

Dama y sus dos "desalojados"

CONTACTO:

María José. Teléfono móvil: 655 435 338

 

¿Qué se puede hacer cuando aquéllos a quienes quieres, por quienes has velado día y noche, no tienen futuro? Desesperarte, angustiarte, llorar y buscar una solución milagrosa. Eso es lo que está haciendo María José, una gatera anónima de Madrid que, desde hace años,  lucha contra todo y contra todos por llevar un poco de bienestar a los gatos de su barrio. Pero ahora María José está enferma de dolor. Ella cuidaba de Dama, una gatita callejera tricolor, desde que nació, hace cinco años, en un agujero de un edificio. Nunca se alejó de ese agujero que era su refugio, y allí nació su pequeño, un gato rubio tan asustadizo como guapo que ahora tiene once meses. Allí han vivido los dos juntos con los cuidados de María José, hasta que, hace dos semanas, los vecinos de la zona emprendieron una cruzada contra esos dos pobres gatos y contra su cuidadora, acusándoles de atraer a las cucarachas. ¡Cuánta incultura!, la misma que les indujo a llamar al ayuntamiento para que fumigaran y se llevaran a los gatos. Durante quince días, María José ha estado día y noche frente al agujero intentando rescatar a Dama y a su hijo, aguantando el hostigamiento de unos vecinos sin corazón y sin escrúpulos que, incluso, querían tapiar el hueco con ellos dentro. Y por fin lo ha conseguido, los ha sacado de allí y ahora están en una clínica donde han sido esterilizados y donde están hospitalizados. Pero sólo hasta el próximo viernes día 4 de julio. Y ahora viene el gran problema: ¿dónde irán después? María José no puede tenerlos en casa puesto que tiene un montón de gatos, alguno con PIF; madre e hijo jamás se han separado y nunca se han alejado de ese agujero, por tanto, están sin socializar; son muy asustadizos, pero muy buenos. Para colmo de males, Dama ha dado positivo en inmuno, pero es tan buena y sociable con otros gatos que no pasaría nada; de hecho, ha convivido once meses con su pequeño que es negativo y no le ha contagiado. ¿Entendéis ahora por qué María José está desesperada y llora? Necesita encontrar un nuevo sitio donde ubicarlos y no precisamente otra colonia de gatos u otro lugar en el barrio (hay una zona cercana donde los envenenan), ya que Dama e hijo se irían buscando su ya inexistente “agujero” con todos los peligros que ello conllevaría. ¿A alguien se le ocurre cómo ayudar y consolar a María José y cómo dar una nueva vida a Dama y su hijo? ¿Hay alguien que sepa hacer un milagro, que conozca un refugio para ellos? Y, ¡por dios!, que sea rápido porque sólo tenemos hasta el 4 de julio.

 

Estos son los datos de María José:

Teléfono móvil: 655 435 338

Mail: mjsolsticio@gmail.com (el mail lo mira sólo una vez a la semana porque no puedo hacerlo más a menudo)

 

Un millón de gracias a todos en nombre de Dama, su hijo y María José.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres